domingo, 3 de julio de 2011

Mi casita virtual

Hay infinidades de razones por la que se crea un blog: para darse a conocer, para encontrar gente con las mismas inquietudes, para promocionar ideas, para vender productos, para hacer negocios o simplemente para tener un espacio donde colgar los garabatos que salen de alma.

Mi excusa para entrar en este mundo y crear mi propia casita virtual, fue la de encontrar a mis iguales en cualquier otra parte del universo. Sentir que no estaba sola en esta búsqueda incesante. Pero al mismo tiempo que se crea el espacio para compartir intereses, se contrae un compromiso. Sí, un compromiso como en cualquier otro tipo de actividad que involucre a más personas. Pues con el tiempo, a nuestro espacio llegan visitantes, se agregan seguidores, unos fieles otros no tanto. Sucede también que tu blog forma parte de otros blogs amigos y entonces te ponen en aprieto sus seguidores y en fin, formas parte de un gran vecindario sin darte cuenta. Y aquí sucede como en el mundo real: Todos los días ves al vecino hacer sus caminatas matinales, ir al trabajo, pasear al perro o regar su jardín y te parece tan natural cruzarle e intercambiar saludos. Pero un día no le vez, al igual el siguiente y así pasan varios días y no ves ni señas del vecino. Entonces empiezas a echarle de menos y a preguntarte qué pasará y hasta te atreves a tocar su puerta para cerciorarte de que todo está bien.

Esto es lo que me ha sucedido. Dejándome llevar por el ajetreo del mundo real, he descuidado mi casita virtual y, ya del vecindario, han venido a recordarme que llevo muchos días sin publicar… "¡Eh! Tienes 4 semanas sin publicar. ¡Espabílate!  Hay gente que te echa de menos". Debo admitir que me he sentido halagada con este toquecito en mi puerta. Primero, porque viene de alguien que no sabía que me visitaba silenciosamente y segundo por sus palabras de ánimo. Aunque el suyo no es un blog literario, es un blog de actualidad que me ha hecho reír mucho, al tiempo que me mantiene al día con lo que pasa a nuestro alrededor. Tú también lo puedes visitar aquí.
A lo largo de estos dos años y medio que llevo manteniendo este blog, más o menos activo, he conocido gente interesante con o sin experiencia. He aprendido algunas cosa que me han ayudado a manejarme en este “mundillo” y acercarme al camino. Siempre hay decepciones, pero las satisfacciones pesan más. Es como en la vida real, hay a quienes le simpatizas y a quienes no y viceversa. Esto es asunto de química y nada más. Reconozco que he sido algo tímida al colgar mis propios escritos, pero no por miedo a que me lo plagien, si no, porque son escritos tan míos y tan antiguos y están tan llenos de imperfecciones que me ruborizo con los halagos, que no sé hasta que punto pueden ser sinceros. Pero en definitiva, y para no cansarles con una entrada demasiado extendida, debo decir que estoy muy satisfecha de lo que he podido hacer hasta el momento, y no me arrepiento.

22 comentarios:

  1. Saludos afectuosos, estimada compatriota:
    Converjo completamente con todo lo que aquí dices; pues es un escrito ciertamente muy reflexivo, que me conduce a recordar que el año pasado (por esta misma fecha), cuando mi humildísimo espacio virtual cumplía su primer año, anuncié su pronto e inminente cierre y "los vecinos virtuales" me montaron una huelga que impidió lo que ellos tildaron de un "despropósito", razón ésta por la cual aún estamos en el aire.
    Me encantó mucho esta entrada, querida Vicsabelle...
    Te envío desde mi casita virtual abrazos muy dominicanísimos.

    ResponderEliminar
  2. Los blogs albergan de todo, y es gratificante encontrar a gente de la que aprender. Un placer pasarme por el tuyo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. PERO YA ESTÁS AQUÍ, CON NOSOTROS Y NOSOTROS SIEMPRE CONTIGO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Asi es Rodolfo estimado, una vez abrimos un blog tenemos el compromiso, a menos que no nos importe, de mantenerlo adecuadamente.

    Ya recuerdo esa huelga del vencindariio, con tu idea de salir de aire, je, je, de no ser por ellos o nosotros, indudablemente habriamos perdido a un gran vecino.

    Gracias tu grata visita!!

    ResponderEliminar
  5. Indudablemente existe de todo, Pedro, para todos los gustos. Agradezco mucho tu visita.
    Un gran salduo

    ResponderEliminar
  6. Ha Reltih!! Siempre atento, siempre ahi bridando tu apoyo, dando ánimo. Espero no volver a descuidarme tanto con mi casita.

    Un gran abrazo desde este lado del Caribe.

    ResponderEliminar
  7. Holaaaaa! Alentadoras tus palabras que me caen a la perfección, pues yo me he puesto a promover y a veces no sé de mí; dicho lo cual, déjame felicitarte por la coherencia y humildad con que has avanzado. Yo no he comprado tu libro, pero lo voy a buscar hoy mismo y es sencillamente porque tengo una amiga en Internet que se llama (para mí) VICSABELLE y no ha publicado ¡jajaja! Cosas de la edad, hija.

    ResponderEliminar
  8. Ah, LNG, gracias por tus palabras que tambien son estimulantes.

    Por lo general los que estamos detras de los blogs estamos tan plagados de activiades, para poder sobrevivir economicamente, que no podemos dedicarle el tiempo que quisieramos a nuestro a espacio. Lo mismo pasa con la escritura y desgraciadamente tenemos que dejarle las migajas de nuestro ocupado y programado tiempo. Espero que te amines (o puedas) darle más calor a tus proyectos.

    Un abrazo LNG y gracias de antemano por la adquisicon de mi libro, ya me contarás...

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la cortesía de recomendarnos.

    Los que no tenemos muchas luces y conocimientos acudimos a los más dotados y capacitados para aprender.

    Cada vez que hemos llegado a este lindo lugar siempre nos vamos con algo.

    Te exhorto a no abandonarnos.
    Un saludo a tu linda familia.

    Desde La República Dominicana

    ResponderEliminar
  10. Hola, amiga.
    A pesar que trataste que tu entrada fuera de desagravio, je je je, te quedó perfecta.Y tienes razón, uno se acostumbra a compartir en el mundo virtual con mucha gente agradable.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. gracias por dejarnos entrar a tu casita virtual, un placer leerte, beso grande!

    ResponderEliminar
  12. Grato leerte y conocer tus sentires.

    Cariños

    ResponderEliminar
  13. Marihal, me sigues sorprendiendo. Es muy grato saber que con lo que a uno se le ocurre escribir otros puedas aprender. Intentaré no abandonarlos, como dices, y mantener mi casita adecuadamente

    Un gran saludo

    ResponderEliminar
  14. Realmente asi es Antony, entrando en este inmenso espacio virtual se conoce a mucha gente y se accede a informaciones que de otro modo no seria posible.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  15. Karu. bienvenida a mi casita y espero que pases una estadia agradable.

    Un gran saludo

    ResponderEliminar
  16. Abuela, que bueno verte por mi casita. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por compartir tus bonitos post.
    que tengas un buen fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Ricardo, Agradezco tu visita. Me agrada que te gusten mis spot.

    Un gran abrazo tambien.

    ResponderEliminar
  19. No, no te arrepientas....formas parte de la gran familia de los buenos blogueros no?....Siento no poder tener tiempo de leer más ....¡con lo que me gustó siempre y las riñas que me gané de mi madre por leer en exceso...jaja!. Algún día, cuando me jubile...eligiré el mejor sillón y volveré a mis principios. Besos y a tus niñas.

    ResponderEliminar
  20. Por supuesto que no voy a arrepentirme, Francisca. Entrar en este gran vencindario me ha permitido conocer mas de cerca a buenos bloggueros. He aprendido muchas otras cosas y es muy agradable saber que hay tantas personas igual a uno en el otro lado. Lamento que no puedas leer como quisieras, yo paso por las mismas pero en mi caso es el tiempo y el cansacio. Les daré tus besos mis niños.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  21. que importante la palabra "compartir"

    ResponderEliminar
  22. Aprecio tu visita David C. Bienvenido a mi blog y espero verte a munudo por aqui

    ResponderEliminar